TRANSCRIPCIÓN EN CASTELLANO La paz y las bendiciones sean con los que sigan el camino de la verdad,Amma Ba’d:
Soy Stephanie Djato, la joven que fue atacada durante un control policial en molenbeek. Soy una joven, convertida al Islam desde hace cuatro años. Y a pesar de llevar el niqab desde hace casi 4 años, nunca he tenido problemas hasta el día 31 de mayo de 2012.
Voy a dar ahora mi versión de los hechos. Pero antes permitirme empezar diciendo que no es mi intención llamar al odio o lo que sea. Este video, lo único que persigue es aclarar ciertos asuntos y dar a conocer la verdad, porque todo ha sido distorsionado.
El 31 de mayo 2012, y no como los medios de comunicación afirman, me senté en la línea de tranvía 19 de Jette Molenbeek . Estaba esperando el tranvía que me llevaría al hospital, donde tenía una cita para 12:00 h. Una cita muy importante.
(Mientras esperaba) Vinieron para mi 2 oficiales de policía, que me pidieron mi carné de identidad Se lo di de inmediato sin problemas. Tras lo cual se me preguntó si quería quitarme el niqab para que pudieran identificarme. Le contesté que esto no es problema, pero en retrospectiva, me cubriría la cara de nuevo después de que la inspección terminase. Esto llevó a la desilusión de los policías. Me dijeron que la ley prohíbe el burka y que no tenía derecho a ponermelo de nuevo. Por supuesto me negué
Les expliqué que esta no es la primera vez que se me sometía a un control policial y la policía nunca me prohibió ponerme el niqab después de que la inspección hubiera terminado. En general, los controles anteriores (que tuve) se desarrollaron con normalidad; después de dar mi nombre, mostraba mi cara a la policía,  la cual me identificaba y me dejaba pasar sin problema, pero por supuesto con una multa que siempre se paga después. Sin embargo, el 31 de mayo, no fue igual, se desarrolló  realmente mal. La razón del por que no lo sé.
Después de que se me negara ponerme de nuevo el niqab,  tras comprobar mi identidad,  se me propuso, en realidad no se me propuso, sino que se me exigió montarme en el coche policial para llevarme a la comisaría. Lo cual hice sin ningún problema; me levanté de la parada y me monté en el coche.
Una vez en el coche notifique que iva a usar mi teléfono con el fin de llamar e informar al hospital de que llegaría tarde a mi cita prevista, ya que en ese momento eran las 11:30 h y la cita la tenia a las 12 h, sabía que sin duda iba a llegar con al menos 1 hora de retraso. Pero la policía en el asiento trasero conmigo me agarró cuando trate de llamar por teléfono. Y me dijo que estaba privada de mi libertad y que no tenía derecho a hacer llamadas telefónicas. En este entonces contesté que “tenía una cita muy importante, no podía dejarla pasar, permítanme decirles que voy a llegar tarde, para que si se puede me cambien tal cita para otro momento del día, cuando la inspección hubiera terminado.

Ante esto, la oficial de policía me respondió: “Escucha, no es necesario que usted notifique que va a llegar tarde hoy, porque hoy no va a ir al hospital, va a tener todo el día el telefono apagado”
Yo respondí: “¿Es una amenaza?”, Y se me dijo: “No, absolutamente no. Pero vamos a darte una lección para aprendas a respetar la ley! “
(En lo que quedó de trayecto) Mientras estuve en el coche fui expuesta a amenazas, insultos y comentarios racistas dirigidos hacia mi fe, mi niqab …  Sin embargo, en el coche no hubo violencia. Quiero destacarlo, porque los periodistas dicen que agredí a la policía al principio del control, esto no es cierto. En este momento no se produjo ninguna violencia por ninguna parte.
Una vez llegamos a la comisaria me pusieron en una especie de habitación, no era un despacho, era una especie de armario.
Allí me dejaron en presencia de 3 mujeres, que me intimidaron e insultaron, mientras me pedían quitarme mi niqab. En orden de que cesaran me desvelé, al menos de lo que entendí de su reclamo. Pero ellas me increparon: “Esto no es lo que queríamos decir. Nos referimos a todo!! Todo lo cubierto de su cara, pelo y cuerpo se lo desvela. Usted tendrá que quitárselo todo!”
Entonces yo me negué porque no veía porque habría de desnudarme totalmente para que se comprobara mi identidad. Encontré esto como una gran injusticia y humillación, así que me negué. Tras lo cual comenzaron a insultarme, me dijeron que “no estamos en un circo, que me quite ese disfraz”, y todo tipo de declaraciones ofensivas …,
En ese momento empece a temblar, me aterra que me desnuden y menos esas mujeres no musulmanas. (Como mujer) Desnudarme era impensable para mí. Por lo que les dije que no me iva a quitarme todo el niqab (la ropa que llevaba), “muestro mi cara, para que me puedan identificarme, no me voy desnudar.” Entonces ellos me respondieron: “si usted no se desnuda voluntariamente, vamos a desnudarla a la fuerza”
En ese momento una agente se me acercó por detras y me ató las manos a la espalda mientras las otras dos se propusieron desgarrarme el jilbaab (la chilaba). Dado que se trataba de un jilbaab largo con botones y cierres, tenían gran dificultad para romperlo. Como me resistí a esta denudación, mientras me intentaban arrancar mi jilbaab me patearon, golpearon contra mi vientre y en todas las partes un poco.
Ante la imposibilidad de quitarme mi ropa las policías llamaron a otros policias DE SEXO MASCULINO  para que las ayudaran. Cuando los hombres llegaron, de inmediato empezaron a golpearme en todas las partes de mi cuerpo. Entonces desgarraron casi todo mi jilbaab, quedando solo una parte alrededor de mi cuello y las muñecas. En ese momento pidieron a un oficial de tercera de sexo masculino que  trajera un par de tijeras. Me inmovilizaron en el suelo y un agente de SEXO MASCULINO, sentado sobre mi trasero y empezó a cortar toda la ropa. Mi jilbaab, mi niqab y la ropa de abajo.
Así que ahi estaba yo inmovilizada en el suelo con un policía sobre mi que me estaba arrancando lo que quedaba de mi ropa con tijeras, del resto que fue rasgado con las manos. Mientras tanto, estaba siendo pateba por las 2 policías que estaban a mi lado, las patadas las recibía en la cara y el cuerpo, estos retrocesos fueron la causa de mi conmoción cerebral y no el supuesto cabezazo que le di a la policía. Mi conmoción fue causada por una patada que recibí en la cabeza. Cuando estaba tirada en el suelo Cuando yo estaba en el suelo, ella estaba golpeando mi cabeza contra las baldosas del suelo.
En ese momento, un policía de sexo masculino que me golpeaó con los grilletes.
Luego con mis manos en la espalda. Yo tenía mi pelo recogido en un moño, el policia me arranco la goma elastica y me agarro del pelo, y me tiró del pelo y mis esposas para que me sentara sobre mis dos rodillas.
Se levantó uno de los policias para mí y me empezó a golpear en la cara, traté de protegerme la cara habida cuenta de los constantes golpes que me estaban siendo infligidos por la policía hacia mí. Así de repente chocó mi cabeza y la cabeza de la policia, lo que ocasionó la rotura de nariz de la oficial de policia. Quiero aclarar que esto no fue mi intención, que esto ocurrió en el contexto de la escaramuza en la que todos estos agentes me estaban golpeando y yo intentaba protegerme de los fuertes golpes  y patadas en la cabeza. Fue entonces cuando mi cabeza choco contra la nariz de la mujer.
Con el cabezazo ella se puso furiosa. Entonces realmente salvaje me tiró al suelo para terminar desnudarme completamente. Tiraron de mis pantalones interiores y cortaron mi ropa intima. Estaba desnuda.
Entonces un hombre sentado encima mia dijo: “¡Te vamos a mostrar cosas peor que Guantánamo”, dijo él: “Esto es peor que Guantánamo”, y todos empezaron a reír.
Me han ofendido, han ofendido a las mujeres musulmanas, han ofendido el Islam… Hubo un pequeño trozo de tela que colgaba de mi cuello, el hombre lo cogió y tiro de él hacia atrás, estrangulandome así con ese pedazo de mi niqab.
Tenía la impresión de que me estaba muriendo, me ahogaba, no podía respirar, estaba temblando y mis ojos en blanco, entrar en pánico. Pensé que viviría. Grité de pánico, ansiedad, … Grité: “¡Alto, alto, por favor, haré lo que quieras, pero por favor, parad, parad esta tortura!! haré lo que quiera!” “Usted me va a matar!!”
Entonces respondió: “Ya te puedes estar muriendo!
Y luego recibí una serie de insultos que no voy a mencionar.
En ese momento despues de tantos golpes que recibí llegue a desmallarme, luego no podía moverme ni llorar, había llorado tanto que ya no podía ni llorar
Entonces me acordé de las últimas palabras que podría decir; una du’a en la que pedía a Allah que rompiera su espalda, en castigo por todo el daño que me han hecho. Cuando se enteró de esto terminaron de lincharme porque no podían soportar estas palabras. Ellos me golpearon con tanta fuerza hasta el punto de que ya no podía hablar y ni moverme.
Cuando se dio cuenta de que había ido demasiado lejos, me cubrió parcialmente con una tapa que tenían. Y me arrastró por el departamento de policía de todos sus colegas. Los colegas le preguntaban: “¿Quién es esta?” Y la policía dijo: “Es la del burka, se trata de la del burka!” Para mí fue una humillación triples porque estaba medio desnudo y esto fue una humillación muy grande para mí, porque sentía como todo el mundo me miraba, me sentía sucia porque sus ojos se centraban en mi cuerpo, esta fue una humillación para mí. Ellos me enviaron durante 5 minutos para desfilar a través de la junta “. Y clamaban: “¡Mira, mira este es un burka!”
Y para terminar, me encerraron en una celda durante unas 2 horas. Sentí náuseas, tengo problemas, empecé a temblar y a vomitar, yo todavía estaba vomitando, yo estaba muy enferma. Después de esto se vieron obligados a llamar a un médico. De inmediato me trasladaron a la emergencia. Ahora trataré del punto que va desde que salí de la Comisaría hasta ir a emergencias.
La policia dice que yo estaba completamente cubierta con mi jilbaab cuando salí de la comiseria. Esto es completamente falso. Pasaré a explicar lo que pasó. Cuando me sacaron de la celda y me dijeron que iba a ser trasladada al hospital pedí que me devolvieran mi jilbaab para salir. Cuando traté de taparme con él vi que estaba tan desgarrado que no servia. Entonces les dije que no iba a salir de la comisaria semidesnuda como estaba. Así que le pregunté si podía llamar a alguien, alguien que me traiga ropa para cubrirme, un jilbaab. Entonces llamó a alguien y dijo que en la hora siguiente iba a venir. La policía contestó que no tenían tiempo para esperar. Y que me requerían para ser llevada al hospital. Y esto sucederá con o sin un velo.
Cuando se me sacó la comisaria se me sacó semidesnuda, solo con pantalones y  un pequeña top y sin ropa interior. No tenía chaleco, ni chaleco, ni jilbaab ni nada.
La policia me llevó a emergencias. Una vez allí, se me trasladó a la unidad de cuidados intensivos, ya que el departamento dijo que estaba en estado crítico y se negó a permitir que saliera del hospital. A pesar de mi estado de salud, la policía estaba esperando una declaración del médico para que pudiera salir del hospital para volver a la celda. El médico se negó. El médico después de varios estudios encontró que tenía una conmoción cerebral y lesiones.
El médico ha diagnosticado todo lo anterior y ha elaborado es un informe oficial tambien. Así que para aquellos que dicen que estoy mintiendo así, tengo la evidencia de estudios que confirman lo que estoy diciendo y tengo todos los documentos.
 Así que dicho esto, que es mi verdad, la verdad, la versión real de los hechos. Y por supuesto, dicho de forma general, sin entrar en demasiados detalles, solo lo más importante a saber. Permítanme subrayar de nuevo que he grabado este vídeo con el único objetivo de decir la verdad a todo el mundo. Tanto a musulmanes, como a no musulmanes… Aclaro que no he llamado al odio. Espero que con esto cesen las mentiras y la verdad prevalezca sobre la falsedad.
Stephanie Djato