El jueves 3 de enero, en perfiles yihadistas de Facebook, se distribuyó un comunicado del grupo MUJAO (Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental) en el que anunciaban su reorganización, creando la Brigada “Ansar al Sunna”, resaltando la integración en sus filas de elementos autóctonos procedentes de tribus locales y compuesta por cuatro compañías, denominadas:

–       Abdullah Azzam.

–       Zarqawi.

–       Abu Al Laith Al Libi.

–       Buscadores del martirio.

Su objetivo es la expansión geográfica en las zonas de influencia del grupo e “involucrar a las tribus en su yihad”. Aseguran estar preparados para contrarrestar cualquier ataque por sorpresa de los países que envíen tropas contra ellos. Acusando en concreto a Argelia de “buscar a través de líderes tribales la protección contra los golpes de los muyahidines”. Siendo la prioridad del grupo ampliar sus zonas de acción para luchar contra el tráfico de drogas.

Mali expansión 1

Por otro lado, el grupo yihadista Ansar al Dine, que se comprometió a un cese de hostilidades con el gobierno maliense el pasado 5 de diciembre. Y en una reunión en Argel el 21 de diciembre, se ratificaron junto con los tuaregs del MNLA (Movimiento Nacional de Liberación de Azawad), cambió radicalmente de postura a principios de año.

Sanda Ould Boumana, próximo a Iyad Ag Ghaly, máximo dirigente de Ansar al Dine, anunció de forma repentina el 3 de enero la ruptura de su compromiso, ante la actitud beligerante del primer ministro maliense Django Sissoko, que ha manifestado  de forma reiterada la necesidad de actuar militarmente de forma urgente contra los yihadistas que ocupan el norte del país.

Ansar Dine

El sábado 5 de enero, un convoy de más de cien vehículos todo terreno cargados de combatientes de AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico) y Ansar al Dine (Defensores de la fe) se dirigieron hacia el sur desde sus bastiones en Tombuctú en el norte de Mali, hasta la localidades de Mopti y Diabaly, lugar fronterizo entre la zona de dominio de los yihadistas y la controlada por el ejército maliense. Al parecer, su objetivo principal es lograr el control del aeropuerto cercano, de vital importancia para un eventual despliegue de las fuerzas de la CEDEAO.

Resulta alarmante la progresión de acontecimientos que se están encadenando en los últimos días, que pueden desencadenar en situaciones críticas, ya que los yihadistas se encuentran a unos 600 Km de la capital Bamako.

Mali expansión 2

Con la finalidad de intentar mantenerlos a raya, durante la jornada de hoy martes 8 de enero, el ejército de Mali está haciendo fuego disuasorio de artillería sobre las posiciones de AQMI y Ansar al Dine. Según las últimas noticias, 14 soldados regulares han sido hechos prisioneros por los islamistas.

Con todo esto, se ha roto el aparente “equilibrio” entre los grupos islamistas y tuaregs, ya que a los imprevisibles acontecimientos bélicos de los tres grupos salafistas AQMI, MUJAO y Ansar al Dine, hay que añadir un aparente distanciamiento del MNLA, que en los últimos 3 días se ha replegado e incluso entregado sus armas, pertrechos y vehículos, en campos de refugiados de Mauritania y Burkina Faso.

Mali expansión 3

A la inestabilidad política del gobierno de Mali, se unen los enfrentamientos internos de un ejército poco cualificado para controlar apenas la mitad de su territorio y todo ello con unos alarmantes niveles de corrupción.

Sorprende como ante la situación de espera de la comunidad internacional, con resolución de la ONU incluida, autorizando el uso de la fuerza, no serán las potencias occidentales quienes decidan como y cuando han de iniciarse las acciones militares, ya que unos reforzados grupos yihadistas, con fondos procedentes de países del golfo y autofinanciados con secuestros y tráficos ilegales, además de contar con voluntarios de refuerzo, procedentes de países del Magreb e incluso de Europa, han decidido que si los acontecimientos no se precipitan, ellos mismos los precipitarán.

Mali expansión 4

Una vez más, se ha subestimado el potencial de la HUMINT (inteligencia obtenida a partir de fuentes humanas). Para variar, parece que las peores previsiones aún pueden quedarse cortas.