Con la finalidad de divulgar la yihad violenta y el martirio, el pasado 31 de enero se creó una página en Facebook que acaba de publicar una interesante entrada sobre la forma de desarrollar un medio de comunicación yihadista aprovechando las posibilidades de diálogo e interacción que ofrecen las diferentes plataformas de redes sociales.

Destacan que además de la espada, es necesario utilizar las palabras como medio importante y eficaz, aprovechando para ello la enorme ventana que supone Internet, tanto para los medios de comunicación en general, como los yihadistas en particular.

Redes 1 - copia

Solicitan ideas y aportaciones de los muyahidines y sus seguidores, para poder aprovechar sus experiencias, insistiendo en establecer los primeros contactos por mensajes privados, debido a la feroz campaña emprendida por Facebook para cerrar de forma reiterada y persistente las páginas de contenidos yihadistas.

Aportan como justificación una cita del Profeta Muhammad, quien dijo: “el creyente que lucha con la palabra además de su espada, incrementa su nobleza“. Precisamente el mismo Profeta aprovechó todos los medios de comunicación de que disponia en su época para conseguir el mayor impacto en los corazones de sus enemigos.

Redes 2 - copia

Resumen los objetivos de los medios de comunicación yihadistas en 4 puntos:

A.- Defensa de la fe musulmana y su predicación.

B.- Aumentar el interés de los jóvenes de la ummah, especialmente para convertirse en muyahidines.

C.- Exponer las mentiras de las creencias y la moral de los infieles y apóstatas, desvelando sus falsedades, con las que intentan controlar a los musulmanes y expandir el terror entre ellos.

D.- La distribución de imágenes, documentos y cualquier otro elemento que ponga de manifiesto los actos heroicos contra los enemigos del Islam.

Citando como fuente de los cuatro puntos, un discurso del líder de Al Qaeda Ayman al Zawahiri, dedicado a quienes trabajan para desarrollar los medios de comunicación yihadistas.

Destacar a modo de resumen, cuatro ideas principales: proselitismo, reclutamiento, contrainteligencia y propaganda.