El martes 26 de febrero sobre las 19’30 horas, se produjo un atentado suicida con coche bomba en la localidad de Kidal al noreste de Mali, capital de la región del mismo nombre. Cuenta con unos 15.000 habitantes y en ella se da la curiosa situación de que no se han desplegado militares malienses por la fuerte presencia de rebeldes tuaregs.

Los soldados franceses se encuentran desplegados en el estratégico aeropuerto, mientras que la población es controlada por sus “aliados” del MNLA y el MIA.

Mali Kidal explosión 1 - copia

El terrorista suicida se dirigió en un pick-up desde dentro de la localidad hacia un puesto de control del MIA situado en la carretera de salida al sudeste de Kidal en dirección a Menaka. En el momento de acercarse a identificarlo, explosionó el vehículo resultando muerto el yihadista y 6 rebeldes además de 11 heridos.

Aunque no se tiene constancia de la autoría, parece tratarse de otra acción similar a las anteriores realizadas en la zona por el grupo salafista MUJAO (Movimiento por la Unicidad y la Yihad en África Occidental).