En el apasionante mundo de las redes sociales, donde muchas cosas no son lo que parecen y todo es posible, algunos elementos islamistas radicalizados aprovechan las enormes posibilidades de difusión para captar nuevos adeptos a la causa de los ansar (primeros seguidores del profeta Muhammad).

En el presente post se comentan dos casos de páginas de Facebook salafistas-yihadistas en las que para intentar pasar desapercibidos y no ser detectados, emplean sutiles métodos para convencer a sus seguidores de que realicen la hégira (emigración a lugares donde se respetan los principios de la ley islámica o sharia) con ofertas de puestos de trabajo y alojamiento asegurado.

Reclutar 3

El primer ejemplo es una página administrada por dos jóvenes musulmanes salafis originarios de Senegal, que en las últimas semanas han publicado varios mensajes firmados por “Mehdi” ofreciendo puestos de trabajo como tele-operadores en Túnez. Especificando que los lugares de residencia serán para hombres y mujeres por separado. Teniendo que hablar francés como único requisito, aunque en el caso de las mujeres no es necesario ya que una hermana les podrá ayudar.

Reclutar 1

En el segundo caso se trata de otra página de Facebook diferente en la que un reclutador salafista del norte de Marruecos organiza viajes para trabajar en grupos reducidos de 2 o 3 hermanos. Como referencia y demostración de sus intenciones indica que pueden visitar su web de contenidos yihadistas, y que hay muchos hermanos que ya han partido desde Marruecos, España, Francia, Bélgica, Túnez y Argelia bajo la supervisión de su guía. Ofreciendo coordinación y cobertura mediante comunicaciones privadas para especificar los detalles de transporte de los “trabajadores”, sus materiales, seguridad y financiación.

Por último, menciona los elevados riesgos de “accidentes” en una clara alusión a las probabilidades de ser neutralizados por los cuerpos policiales o servicios de inteligencia. Cita que son múltiples e incontrolables, con un porcentaje de riesgo de entre el 50 y 70 % que no consiguen llegar a su destino. Animando a los posibles aspirantes con el compromiso de dedicar todos sus esfuerzos para asegurarles orientación, consejo, asesoramiento y transmitirles tranquilidad.

Reclutar 2

Resulta curioso que en ninguno de los dos casos se haga alusión a los posibles viajes de regreso, con lo que es de suponer que los candidatos a estos “trabajos” quedarán totalmente satisfechos con las ofertas de empleo en unos lugares de destino, desde los que por otra parte, miles de inmigrantes han hecho la ruta al revés.