La situación creada por la escalada de tensión entre Corea del Norte y su vecina del Sur aliada de los Estados Unidos, ha sido analizada por Abdullah bin Mohamed, prestigioso salafista que cuenta con numerosos seguidores en Internet, a través de sus perfiles en Facebook, Twitter y su propio blog.

En diversas páginas y perfiles yihadistas han compartido sus conclusiones que se resumen en los 12 puntos siguientes, con su particular visión del conflicto:

1 – Durante la guerra en 1950, Corea del Norte invadió Corea del Sur por sorpresa y América intervino directamente sufrieron derrotas consecutivas.

Korea N 1 - copia

2 – Estados Unidos no pudo resolver la situación solo, teniendo que intervenir la ONU llevando a cabo uno de los desembarcos anfibios más brillantes, idea del general MacArthur héroe de la Segunda Guerra Mundial.

3 – Cuando las tropas de Corea del Norte asediadas bajo los golpes de los estadounidenses comenzaron a retirarse, surgió la idea de la ocupación de Corea del Norte y de la unificación de Corea.

4 – En esta etapa las fuerzas militares de China intervinieron sin anunciarlo formalmente, logrando detener los combates 20 Km al norte de Seúl, lo que ha motivado que la capital del Sur esté adyacente a la frontera.

5 – Estados Unidos entró en esta guerra en nombre de las fuerzas de las Naciones Unidas cuyas  tropas entraron tanto en China como en Corea del Norte, dándose cuenta de que las dos grandes potencias podían entrar en guerra directa uno con el otro.

6 – MacArthur pidió al presidente Truman el empleo de armas nucleares para atacar a China, pero Truman lo rechazó firmemente, provocando que el desafortunado MacArthur pasase a la reserva.

Korea N 2 - copia

7 – Este trasfondo histórico de la guerra de los cincuenta, demuestra que Corea del Norte no puede entrar en una guerra sin el apoyo y el impulso de China.

8 – Estados Unidos sabe que la declaración de guerra y las provocaciones anteriores han sido jugadas de chantaje y extorsión para el levantamiento de las sanciones contra el régimen de Kim Jong Il.

9 – Las mejores opciones para América pasan por ni siquiera entrar en una guerra regional que permitiese el desarrollo de la industrialización militar de Japón, que le llevaría a regresar como una potencia militar en el este de Asia.

10 – Precisamente la Constitución impuesta por EE. UU. a Japón, impide que Japón después de la Segunda Guerra Mundial pueda participar en guerras en el extranjero, así como tener el control de su armamento.

Korea N 3 - copia

11 – Esta solución es similar a la que los estadounidenses aplicaron con Irán después de las amenazas para que se retirasen de Irak, permitiendo levantar el embargo de venta de armas a los Estados del Golfo, llevando a cabo ventas de armas sin precedentes.

12 – En el caso de continuar Kim Jong con sus amenazas desafiantes, los americanos, tienen que darse cuenta de que todo no se puede predecir.