El pasado jueves se emitió en diferentes medios de Internet un comunicado del grupo yihadista Al Shabaab, informando de una campaña que están realizando contra los servicios de inteligencia:

COMUNICADO DE PRENSA: Campaña de atentados contra la Agencia de Inteligencia Apóstata.

 Mogadiscio (18/04/2013). En el nombre de Allah, el Compasivo, el Misericordioso.

A medida que la yihad contra los cruzados y sus aliados apóstatas continúa en Somalia, los muyahidines han estado llevando a cabo una serie de ataques coordinados contra la coalición de los infieles que se empeñan en profanar la doctrina del Islam y extender la contaminación con el mal de la democracia.

Al Shabaab 1 - copia

Página de Facebook dedicada a la “llamada a la yihad global”, que ha compartido el comunicado

En una campaña de ataques llevados a cabo por la Brigada “Muhammad Ibn Maslamah” que se inició en enero de 2013, los objetivos de los muyahidines se han dirigido a los aparatos de seguridad del régimen apóstata en Mogadiscio, a saber, la agencia de inteligencia y la policía. La agencia de inteligencia se compone de cientos de agentes apóstatas que están entrenados, financiados y trabajan bajo los auspicios de varias agencias de inteligencia occidentales con el fin de perseguir a los musulmanes en Somalia y asegurar los intereses de los cruzados en este país musulmán.

Escuadrones de contra-inteligencia muyahidines han llevado a cabo una serie de asesinatos de alto perfil, dirigidos a altos funcionarios de inteligencia apóstatas, así como ataques coordinados contra las diferentes secciones de estas agencias. Y solo con el permiso de Allah, los muyahidines han tenido éxito en la eliminación de más de 127 funcionarios de inteligencia apóstatas y agentes y espías de nivel medio desde el inicio de la campaña.

Al Shabaab 2 - copia

El gran número de muertes ha provocado el derrumbe de la agencia de inteligencia apóstata y la renuncia de los jefes apóstatas de inteligencia, dando un nuevo impulso a la campaña de los muyahidines. Más recientemente, el jefe apóstata de la inteligencia, Ahmad Mo’alim Fiqi, fue despedido el mes pasado por no haber evitado los ataques mortales de los muyahidines que sacudieron la capital y mataron a muchos de sus mejores agentes, y hasta ahora nadie ha sido designado formalmente como nuevo jefe de la agencia.

La campaña se realiza de forma simultánea con las operaciones militares contra los cruzados africanos en todas las regiones del centro y sur de Somalia. Comprometiéndose los muyahidines en fortalecer y redoblar sus esfuerzos en los próximos meses, Insha-Allah, hasta que ni un solo espía apóstata levante la cabeza por encima del suelo.

Departamente¡o de Prensa

Harakat Al-Shabab Al-Mujahideen