El domingo 21 de abril una página de Facebook afín a AQMI publicó una noticia que se había difundido un par de días antes en medios de comunicación estadounidenses sobre la detención de Lamar Randy Wilson un joven de 26 años, musulmán converso y natural de Mobile (Alabama) que fue arrestado por el FBI en diciembre de 2012 en el aeropuerto de Atlanta cuando junto con su familia pretendía viajar a Mauritania.

Según la agencia Reuters, el viernes 19 de abril, Lamar compareció ante un tribunal de Mobile acusado de conspirar para proveer apoyo material a los muyahidines, por lo que se enfrenta a una posible condena de 15 años de cárcel, gracias a un acuerdo con la fiscalía y a cambio de proporcionar información de otros supuestos miembros del grupo terrorista del que formaba parte, entre los que se encuentra Mohammed Abdul Rahman Abukhdair de 25 años y que también fue detenido en diciembre pasado por su relación con Lamar. Estando prevista la comparecencia de Abukhdair ante el juez para el próximo agosto y el juicio contra Lamar el 18 de octubre.

Lamar Randy Wilson - copia

Según parece, la pretensión de Lamar era reunirse con Omar Shafik Hammami (alias Abu Mansur al Amriki) un yihadista norteamericano también natural de Alabama y que se ha convertido en uno de los líderes de Al Shabaab el grupo terrorista de Somalia afín a Al Qaeda.

Según el fiscal, Lamar ha confesado que pretendía unirse a la yihad en el extranjero para matar, mutilar y secuestrar personas en nombre del Islam junto con el otro detenido Abukhdair, ocultando los motivos reales de su viaje bajo excusas de dedicarse a realizar estudios y con fines turísticos.

Domingo Soto, abogado de Wilson, afirmó que las declaraciones de su representado habían sido malinterpretadas y sacadas de contexto por los agentes federales y que por eso está dispuesto a colaborar aportando toda la información de que dispone sobre el caso.