El viernes 26 de abril el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, dictó prisión provisional para el argelino de 23 años Nouh Mediouni detenido por el Cuerpo Nacional de Policía en Zaragoza tres días antes como presunto autor de un delito de integración en la banda terrorista AQMI.

Nouh Mediouni 1

Perfil de Facebook

Los hechos se remontan al verano de 2010 cuando Mediouni  viajó a Argelia con la intención de formar parte de la franquicia de Al Qaeda en el Sahel, aunque al no conseguirlo regresó a España.

Al parecer su contacto con la organización se produjo a través de Amine Salhi (detenido en Marruecos) miembro de la sección dirigida por Noureddine El Youbi, hombre de confianza de Mocktar Belmocktar, ex dirigente de AQMI y de quienes al parecer se desvinculó en diciembre de 2012, habiendo anunciado su muerte durante la Operación Serval en Mali, sin que hasta el momento se haya confirmado.

Nouh Mediouni 2

Perfil de Twitter

De regreso a Zaragoza Nouh se volcó en su actividad yihadista en Internet, llegando incluso a recibir dos SMS de Noureddine desde un teléfono vía satélite Thuraya, cuyo aparato estuvo vinculado al asesinato de dos rehenes franceses en Níger el 7 de enero de 2011.

Entre el diverso software que tenía instalado Nouh en su ordenador portátil, se encuentra el indispensable “Mujahideen Secrets 2” utilizado de forma sistemática por elementos radicalizados para cifrar y descifrar archivos, realizar borrados de forma segura y administrar claves. También utilizaba el programa “TOR” que permite navegar de forma anónima.

Nouh Mediouni 3

Con un amigo y el Pilar al fondo

En sus perfiles de Facebook y Twitter, hizo comentarios, subió fotos y videos favorables a la yihad violenta, además de guardar archivos sobre instalación de explosivos en un automóvil. Además de los contenidos de sus perfiles aún visibles, es importante tener en cuenta sus relaciones con otras personas radicalizadas tanto en España como en el norte de África y Sudamérica, que no se divulgarán aquí para no entorpecer la acción policial y judicial.