El significado de yihad en el islam diferencia dos conceptos, la yihad mayor que consiste en luchar contra uno mismo para cumplir con los preceptos de un buen musulmán y la yihad menor que implica la lucha armada defensiva en caso de que las tierras musulmanas sufran una agresión.

Desde la “unión de páginas islámicas” de ideología yihadista y con presencia en Internet a través de perfiles en Facebook y Twitter, han publicado un breve texto que pretende fusionar ambos conceptos en uno solo, asegurando que no hay yihad sin terrorismo:

Yihad y terrorismo 1 - copia

“En el nombre de Allah el Compasivo, el Misericordioso…

Existe una correlación entre yihad y terrorismo que les hace integrarse los dos elementos en uno solo en la consecución de un objetivo que es hacer frente al agresor. Se trata de un código legítimo para derrotarlo en todos los sentidos, incluso con el uso de armas con la finalidad de obligarlos a aceptar el islam.

El terrorismo significa llevar el terror a los corazones de los agresores con el fin de lograr controlarlos y derrotarlos. En este sentido, el terrorismo es un derecho legítimo de todas las leyes divinas y terrenales, así como de las convenciones internacionales.

Si la yihad es en este sentido un derecho legítimo y algo impuesto a los musulmanes, el terrorismo practicado por las víctimas como una defensa de su territorio, su religión o su dignidad, se convierte en algo evidentemente necesario y un deber. Pero si se produce desde el agresor hacia la víctima, es en consecuencia inaceptable.

Yihad y terrorismo 2 - copia

Entrada con el texto comentado

El concepto de terrorismo humanitario islámico está expuesto hoy más que nunca a una campaña de desprestigio por la alianza cruzado-sionista que intenta extraer la doctrina de la yihad de los corazones de los musulmanes, pretendiendo descargarla de contenido con el fin de convertirla en una teoría sin práctica y sin sustancia. Esta alianza agresiva ha conseguido a través de la historia la destrucción de la fe en los musulmanes que no han podido resistir las conspiraciones de los enemigos.

Solo con la base de la yihad podremos protegernos y provocar el terror en los corazones de los agresores”.

Resulta estremecedora esta explicación, sobre todo teniendo en cuenta que realiza una clara función reclutadora y propagandística para miles de jóvenes musulmanes que visitan las diversas páginas (3 diferentes en Facebook, dos para hombres y una para mujeres) y un perfil de Twitter. Constituyendo la mayoría de sus contenidos las acciones de los muyahidines en Siria, Mali y Túnez.