El sábado 18 de mayo, unas horas antes de que tuviesen lugar los incidentes de Kairouan por no autorizar el congreso de los salafistas de AST, el perfil en Twitter de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) publicó un comunicado de apoyo a los “hermanos de Túnez” firmado por Abu Yahia al Shanqiti, dividido en una introducción, dos apartados y conclusiones. Los contenidos principales son:

“Para nuestra honesta gente en Túnez, partidarios de la sharia y la yihad, dotados de gran caballerosidad y humanidad, como las tribus de Alhmama, Alemrazyk, Alvrachc, Alkdamda, Sabriyah, Ouled Sidi Obeid, Azaabh y otras personas magnánimas.

Les ofrecemos estas palabras de consejo y apoyo para que Túnez salga de esta coyuntura peligrosa provocada por la gran astucia de nuestros enemigos, los cruzados americanos y sus traidores clientes chiitas y apóstatas. Es nuestro deber de musulmanes asesorar por el bien del Islam y su nación.

AQMI apoya AST 2

La ummah (nación islámica) vive hoy una etapa difícil, con grandes padecimientos para los corazones de los musulmanes, todo debido a la ausencia de la sharia (ley divina), generada en gran medida por los traidores que hay entre nuestros compatriotas que han traicionado a Allah y su Mensajero Muhammad.

Se trata de una lucha entre el bien y el mal, entre los defensores de Allah y el Islam y los defensores del enfoque de Satanás y sus seguidores. Para recuperar nuestra dignidad y nuestro lugar entre las naciones, solo dos cosas son importantes:

1.- Defender la sharia como una forma de vida y de gobierno. Es un deber de cada musulmán buscarla con todas sus fuerzas, rechazando las invitaciones a la aborrecible ignorancia.

Antes de cambiar al segundo punto, les decimos a nuestros seres queridos en Túnez y especialmente en Kairouan que no se dejen engañar por las invitaciones a la democracia que les hagan los gobernantes apóstatas desviados del camino, ya que se trata de un camino extraviado y contrario al Islam.

AQMI apoya AST 1

2.- Hermanos musulmanes en Kairouan, debemos reconocer que el cumplimiento de la palabra y la unidad de Allah y su Mensajero Muhammad, es una fuerza para los musulmanes. Pero al verse nuestra nación acosada por los enemigos que no aceptan que levantemos nuestra bandera, si nos quedamos en la rivalidad y el desacuerdo ¿Cuándo liberaremos Jerusalén? Y ¿Cuándo se unirán los musulmanes para defender el honor de la religión?

Si los musulmanes dedican todos sus esfuerzos a apuñalarse entre si, y cada uno de nosotros dedica su fuerza y energía para acabar con su hermano ¿Cuándo lucharemos contra nuestro enemigo externo?

En conclusión, digo que nos gustaría que los seguidores de Ansar al Sharia sigan por el buen camino, alegrándose por los creyentes. Teniendo en cuenta que habrán de armarse de paciencia y sabiduría ante las acciones del gobierno de Túnez.

Estamos con ustedes para apoyarles, tienen nuestra simpatía en un momento de significativo deterioro económico en Túnez que se extiende gravemente.

Rezamos para la reconciliación de nuestros hermanos en Túnez, ante el maligno enemigo. Allah, haz que puedan aplicar tu doctrina y cumplan con ella, levantando la bandera de la yihad en el camino”.