La agencia de noticias mauritana ANI (Agence Nouakchott d’Information) publicó el lunes 8 de julio un comunicado que habían recibido en grabación sonora de la katiba (brigada) “los enturbanados” liderada por el enigmático Mokhtar Belmokhtar, quien tras disentir de AQMI se había desvinculado de la organización terrorista creando el grupo de “los firmantes con sangre”. Ha producido cierta confusión entre los analistas el que vuelvan a emplear el nombre anterior de la katiba.

Para más información ver entradas de MYS:

“AQMI escisión previsible” del 12 de diciembre de 2012:

https://monitorys.wordpress.com/2012/12/12/aqmi-escision-previsible/

“Belmokhtar el díscolo” del 2 de junio de 2013:

https://monitorys.wordpress.com/2013/06/02/belmokhtar-el-discolo/

En el mensaje reivindican los atentados llevados a cabo el pasado mes de junio contra la prisión de Niamey, las minas de uranio de la empresa francesa “Areva” en Arlit y el cuartel de Agadez.

Comunicado 08-07-13

Página de Facebook Millatu Ibrahim 2 que comparte el mensaje

Durante el ataque a la prisión central de Niamey,  consiguieron liberar a 30 presos yihadistas. En los detalles que facilitan sobre la acción, se explica que se trató de una intervención conjunta con elementos de MUJAO (Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental) planificada desde principios del mes de mayo.

Bajo la dirección de Abdullah Al-Sudani, el 1 de junio a las 15’00 horas se inició un asalto contra los guardias de la puerta de la prisión. Los muyahidines se apoderaron de las armas de los guardias y las disponibles en el arsenal de la prisión.

En la grabación se explica que el motivo para haber dejado transcurrir más de un mes hasta que han hecho público el comunicado, ha sido “para permitir a nuestros hermanos trasladarse hasta lugares seguros en nuestros feudos islámicos de Azawad”.

A continuación se mencionan los ataques de Agadez y Arlit, señalando que eliminaron a 116 militares, la mayoría de ellos oficiales, así como un instructor francés. El cuartel fue atacado con un coche bomba antes de ser asaltado por siete hombres armados contra la academia militar, donde instructores franceses se dedicaban a la formación de los militares nigerianos.

En el ataque contra el complejo de “Areva” en Arlit, resultó destruida la central eléctrica y el centro de control, sin que la planta haya podido volver a funcionar hasta hoy. Al final de la grabación, se especifica que los terroristas suicidas que participaron en los ataques fueron dos tunecinos, dos saharauis, tres malienses de Azawad, tres sudaneses, un marroquí y un nigeriano.

Aseguran que la información será ampliada en futuros comunicados.