Los movimientos de elementos yihadistas en la región de Azawad (Norte de Mali) durante la semana pasada, junto con las declaraciones e incidentes producidos por los tuaregs del MNLA, auguraban un deterioro de la situación de “estabilidad relativa” en la zona, alcanzada tras la Operación Serval.

Lo cierto es que casi nadie que conozca mínimamente las particularidades étnicas, religiosas y sociales del norte maliense, esperaba que el mínimo despliegue que mantiene el ejército francés, junto con los militares locales y la simbólica presencia de ejércitos africanos servirían para mantener a raya los diversos grupos yihadistas que se desperdigaron tras la ofensiva francesa de primeros de año.

Mali 2 - copia

Fuentes de Ansar al Sharia en Mauritania comentan los incidentes de Mali

Algunas fuentes locales aseguran que el regreso del líder de “Ansar al Dine” Iyad Ag Ghali que se encontraba oculto en el sur de Libia, ha provocado que se cometan los diversos ataques terroristas del fin de semana. Al parecer Iyad se reunió el viernes 27 de septiembre con varios líderes muyahidines y jefes tuaregs del MNLA (Movimiento Nacional de Liberación de Azawad) en la aldea de Khayoum, a unos 42 Km de Kidal. Coordinando en dicho encuentro los diferentes ataques y atentados suicidas que han llevado a cabo, con la intención de provocar una desestabilización de la región.

El mismo viernes dos hombres lanzaron sendas granadas contra un campamento militar en Kidal, resultando heridos dos soldados de la Guardia Nacional.

El sábado 28, cuatro terroristas suicidas a bordo de un todo terreno cargado con unos mil Kg de explosivos, se inmolaron en Tombuctú cuando pretendían entrar en el acuartelamiento del distrito de Djingareyber, resultando muertos además de los suicidas dos soldados y otros seis heridos.

El domingo 29 de septiembre un suicida hizo explotar su cinturón cuando lo manipulaba en el interior de un almacén abandonado del Programa Mundial de Alimentos de la ONU. Produciéndose también un tiroteo entre elementos del MNLA y soldados malienses.

El Movimiento tuareg publicó ayer en su web el siguiente comunicado:

Web MNLA

Nota de prensa del MNLA sobre los graves incidentes de Kidal:

El ejército maliense ha cometido actos de provocación contra el MNLA y sus soldados hoy en Kidal. De hecho, en un escenario de muy mala intención, las autoridades de Malí intentaron culpar al MNLA de la responsabilidad de una explosión en un antiguo almacén de Kidal antes de reconocer que se había tratado de un “accidente”.

Además, los soldados malienses abrieron fuego deliberadamente contra un convoy de vehículos del MNLA mientras circulaba por el centro de Kidal. El jefe del convoy del MNLA bajó de su vehículo, levantando las manos para mostrar que la unidad no presentaba en absoluto una posición de beligerancia, pero a pesar de eso los soldados malienses abrieron fuego con ametralladoras disparando ráfagas e hiriendo seriamente al jefe de la unidad y dos de sus soldados. Por supuesto, esta flagrante agresión provocó la respuesta del resto de la unidad. Después de este grave incidente se produjeron otros intercambios de disparos y aún están en curso en el momento de publicación de este comunicado.

De acuerdo con la voluntad internacional y en un espíritu de contemporización, el MNLA quiere recordar que se comprometió sinceramente con el alto al fuego con el fin de crear un ambiente tan tranquilo como sea posible con el fin de iniciar verdaderas negociaciones internacionales que ofrezcan garantías sobre el estado de Azawad y ponga fin a 50 años de sufrimiento para los habitantes de la región.

Sin embargo, es evidente que las autoridades de Malí han no han respetado sus compromisos y no cesan de realizar provocaciones en un aparente intento de añadir “más leña al fuego” y por lo tanto causar un enfrentamiento inevitable entre el ejército maliense y el MNLA.

Por lo tanto, el MNLA hace un llamamiento a todas las partes implicadas en la resolución de conflictos entre nosotros y las autoridades de Malí, en particular a los mediadores de Ouagadougou, la ONU y Serval, para que no cumplan con sus compromisos con las autoridades de Malí hasta que ofrezcan garantías.

El MNLA también quiere hacer constar que no asume ninguna responsabilidad de los ataques contra los malienses, que han tratado a toda costa de provocar la reanudación de las hostilidades militares, mantenemos que el ejército maliense es el único responsable. La situación actual es extremadamente tensa en Kidal tras los graves incidentes que se están produciendo.

Ouagadougou , 29 de septiembre 2013”

Mali 1 - copia

Ansar al Sharia en Mauritania, advierte de incidentes en la frontera común

Por si la situación no fuese suficientemente complicada, hay que añadir la reaparición del enfrentamiento interno entre los militares de Mali. Algunos analistas se preguntan por lo acertado de la decisión de ascender a general al militar golpista Amadou Haya Sanogo, que ante la sorpresa de los medios internacionales no solo no fue juzgado por el golpe de Estado que protagonizó en 2012 y los abusos cometidos durante su breve gobierno, sino que ha sido premiado con su promoción al generalato.

Hoy lunes diversos elementos militares se han amotinado en el campamento de Kati cerca de Bamako, según fuentes del ejército que han informado bajo la condición de que no fuese revelada su identidad.

El teniente Mohamed Bou Coulibaly, portavoz del general Sanogo ha declarado durante esta tarde que la situación se encuentra bajo control y culpó de los disturbios a elementos próximos al Coronel Youssouf Traore. Sin embargo, otras fuentes del ejército maliense aseguran que los soldados han tomado como rehén al coronel Mohamed Diallo Elhabib y que ha resultado herido por arma de fuego.