Entre los jóvenes magrebíes que frecuentan los ambientes marginales del barrio de San Francisco de Bilbao, se encontraba Redouan, de 26 años y originario de la zona de Al Haddad en Tánger (Marruecos).

Con domicilio en Barakaldo, había desempeñado trabajos ocasionales como albañil, aunque desde septiembre de 2009 se encontraba en el paro y recibía una ayuda social del Gobierno Vasco consistente en 836 euros mensuales.

Redouan 1

Aficionado a la pesca submarina, Redouan comenzó a radicalizarse a partir de abril de 2012, mostrando una creciente actividad y contactos salafistas a través de las redes sociales. Fue en el verano de 2013 cuando Redouan el tangerino emprendió su viaje a la yihad.

Algunas fuentes aseguran que además de no viajar solo, primero se trasladaron a un campo de entrenamiento en Chechenia, mientras que otros citan que viajaron directamente a Turquía para atravesar la frontera con Siria e incorporarse a las filas del grupo yihadista “Harakat Sham al Islam” (HSI) formado mayoritariamente por marroquíes.

DOCU_GRUPO

No hay unanimidad entre los bandos contendientes, pero Redouan se convirtió en mártir entre el 21 y 23 de marzo de 2014 en lo que se ha denominado “Batalla de Anfal” cerca de la localidad de Latakia, cuando durante los intensos combates que se produjeron entre facciones yihadistas que trataban de ganar terreno para alcanzar la costa y tropas gubernamentales sirias, murieron unos 50 integrantes del grupo HSI entre los que se encontraban algunos de sus principales líderes.

Redouan 3

Lo curioso del caso es que hace pocas fechas ha saltado la noticia de que la Ertzaintza ha detenido a dos jóvenes magrebíes amigos de Redouan el tangerino por estafa, ya que habían continuado cobrando la mensualidad de 836 euros haciéndose pasar por Redouan desde su marcha, aunque eso sí, enviaban una pequeña cantidad a Marruecos a la familia del fallecido y se quedaban con el resto. Todo sea por aprovecharse del tan odiado sistema democrático de los infieles.