No existe unanimidad sobre la cantidad de yihadistas que han viajado a combatir en Siria desde España, según las fuentes que se consulten, varían desde unas pocas decenas hasta cerca de 300. Es más, parece existir una gran reserva o reticencias para dar cifras tanto desde los organismos de seguridad pública como por los centros de estudio y análisis.

Todo esto deja al menos un par de interrogantes: ¿realmente se sabe cuántos viajaron y no se dice para no generar temor innecesario? O peor aún ¿no tienen ni idea?

Como diría un conocido mago-escritor-monologuista, tanta duda “me desasosiega el sosiego”.

Armas yihadistas

Las armas de los salafistas

Por eso leí con avidez el artículo “la bomba de los retornados”  publicado el domingo 12 de julio por Eduardo Martín de Pozuelo en La Vanguardia. Haciendo un sencillo cálculo estadístico, como se verá más adelante, nos permite obtener una aproximación a la cantidad de posibles yihadistas que han marchado a luchar en las filas de los muyahidines en Irak y Siria.

Eduardo cita como fuente a “uno de los responsables de más alto nivel del Estado en la lucha antiterrorista” quien destaca la preocupación de las fuerzas de seguridad por el ritmo de muyahidines que regresan de Siria con experiencia de combate, ansias de seguir luchando por el Califato y añorando la acción, el kalashnikov y el cuchillo de degollar.

Según la fuente antiterrorista, una media de entre 10 y 20 yihadistas están retornando cada semana. A partir de aquí, vuelve la sensación de desasosiego, ya que la cantidad total de personas puede dispararse hasta cifras astronómicas.

Jihad map

Las aspiraciones expansionistas del Califato alcanzan el mundo entero

Pero siguiendo la teoría de Murphy, esto no es lo peor, sino que además cifra en unas 400 las investigaciones que los cuerpos policiales españoles tienen abiertas a elementos salafistas. Tirando nuevamente de estadística y haciendo el ejercicio a la inversa, si consideramos que cada una de las operaciones de las fuerzas de seguridad llevadas a cabo en los últimos 10 años contra presuntos yihadistas han obtenido en cada una de ellas entre uno y nueve implicados, basta con hacer un promedio de cuatro y multiplicar por las investigaciones abiertas para obtener 1.600 posibles salafistas, la mayoría de Ceuta, Melilla, Cataluña, Madrid, Valencia y Andalucía.

Resulta curiosa la mención que se hace en el artículo de Eduardo Martín sobre un reciente video en que dos yihadistas hablando en español desde Siria amenazan con recuperar Al Andalus. Según mi opinión no se trata más que de un hecho anecdótico, puntual y oportunista por parte de los autores del video que pretendían aprovechar el tirón mediático de la creación del Califato, ya que no hablan en nombre de ningún grupo ni entidad yihadista, aunque lo que más debería preocuparnos es que en conversaciones privadas, uno de los protagonistas del video asegura que ya cuentan con gente del ISIS en España.

Salafi

Publicidad pro-salafista en francés

Conclusiones:

1.- Son muchos más los que han ido a combatir en Siria que las cantidades que se han hecho públicas, aunque realmente seguimos en la ignorancia.

2.- Si los responsables de la lucha antiterrorista no ofrecen la información del punto anterior ¿por qué revelan la cantidad de 400 operaciones abiertas contra posibles salafistas?

3.- Con el retorno de entre 10 y 20 muyahidines desde Siria a España cada semana, más las 400 investigaciones abiertas, deberíamos estar más preocupados e implicados en la prevención del islamismo radical, y por supuesto no solo desde los estamentos policiales.

¿Nos estamos perdiendo algo? Ciertamente si, y ojalá no sea tarde.