Desde su perfil de Twitter, un supuesto muyahidín del grupo yihadista somalí Al Shabaab, publicó el martes 7 de octubre un texto con su particular versión de los acontecimientos ocurridos la jornada anterior cuando en una ofensiva de las fuerzas militares somalíes junto con el contingente de AMISOM, lograron arrebatar el control de la localidad costera de Barawe:

Durante las primeras horas del lunes 7 de octubre de 2014 los cruzados africanos (AMISOM) y sus aliados apóstatas (ejército somalí) entraron en la ciudad de Barawe, declarando la victoria después de hacerse cargo de lo que decían era “el último bastión importante de Shabaab”, “capital de Shabaab “,” una ciudad clave estratégica y fuente de ingresos para Shabaab “y todas las tonterías que se les ocurrieron.

Ellos vinieron con sus tanques, vehículos blindados y soldados (y por supuesto sus sofisticados medios de comunicación), pero Alhamdulillah la vista de tal fuerza no consiguió llevar el miedo a los corazones de los muyahidines, después de todo, ellos no son “nada más que un botín de guerra” según dijo el Shaykh Ayman al Zawahiri.

Entraron en la ciudad después de permanecer acobardados en las afueras durante varios días. Una de las ciudades en las que se estableció la ley de Alá durante 6 años consecutivos, en los que las personas vivían bajo su sombra, la paz y la seguridad.

Barawe 3

Pero ¿cuál es la verdad acerca de este pequeño pueblo tranquilo y relajante, donde los medios de comunicación afirman “Los líderes de Shabaab celebraban reuniones”? Y cual es realmente su importancia?

Barawe es un pequeño pueblo costero (que la mayoría de ustedes no podría haber siquiera oído hablar hasta ahora o en los últimos meses), situado en el Océano Índico, a unos 210 kilómetros al sur de la capital somalí, Mogadiscio. Durante los últimos siglos sirvió como un puerto y ciudad comercial importante, sus habitantes indígenas son de piel clara y tienen su propio idioma (que se asemeja estrechamente al swahili), se supone que son descendientes de los comerciantes árabes, otros dicen que tienen ascendencia portuguesa, pero eso es un asunto completamente diferente.

Durante la guerra civil de los pueblos indígenas de Barawe, se convirtieron en el blanco favorito de los delincuentes y los señores de la guerra (debido a su piel clara y ser personas débiles), especialmente sus mujeres, que fueron secuestradas y sometidas a los más horribles crímenes , y me temo que estos crímenes se perpetraron de nuevo a manos de la depravada AMISOM y los soldados somalíes.

Durante sus primeros días (2008) cuando Harakat ash-Shabaab se hizo cargo de Barawe, se observó que las mujeres jóvenes Barawian no salían de sus casas, sólo se veían niñas Barawian y mujeres de edad avanzada. Pronto se dieron cuenta de que temían por ellos mismos y por su honor, sin saber quién era exactamente ash-Shabaab. Pensaban que serían tratados como los señores de la guerra los trataban (es decir, violación y saqueo). Alhamdulillah, que el miedo fue erosionado gradualmente, con algunos de los muyahidines incluso casándose con la Barawians.

Barawe 1

En Barawe, de acuerdo a mi conocimiento limitado, para decirlo sin rodeos, no había nada antes de que llegase Harakah. Un hermano que se casó con una de las mujeres indígenas me dijo que su esposa le había dicho: “Barawe era un lugar muerto, la mayoría de las empresas estaban cerradas y muchas de las casas no eran más que edificios vacíos, sin atención, donde los perros vagaban libremente entre ellas”.

Esa es una descripción completamente diferente del Barawe actual (después de 2008, especialmente en los últimos 2 años), con prósperas empresas y comercios, nuevas casas y edificios de varios pisos que se están construyendo, las noches eran tan activas y animadas como los días , dulces, helados, pescado fresco, refrescos, tabletas, ordenadores portátiles, etc…

Y esto es realmente en lo que se convirtió Barawe, al igual que su localidad hermana Marka, un punto de acceso, entre otras ciudades de la wilayat (provincia): los lujos y diversión. Se convirtió en un destino popular para descansar y relajarse después de que los hermanos pasasen largos tiempos en la primera línea del frente, o un buen lugar para pasar el poco tiempo que tendrían con sus familias antes de volver al combate. Realmente se convirtió en una hermosa pequeña y próspera ciudad como pueden constatar la mayoría de los musulmanes locales.

En cuanto a las afirmaciones hechas recientemente en los medios de comunicación acerca de que su pérdida es un duro golpe a los muyahidines porque aparentemente hemos perdido nuestra “capital”, honestamente no tengo idea de donde han sacado estas ideas absurdas. Sí, soy yo (y otros) nos molestará ver a los incrédulos deambular por los distritos de Barawe de Tabuk, Daraley, Bagdad, Dayah etc, pero con el permiso de Allah nos aseguraremos de que no van a caminar ni dormir con seguridad por allí. Es bastante ridículo ver como denominan a Barawe como un “centro económico” (he perdido la cuenta de cuántos “centros económicos” tiene Harakah), al igual que el mercado de Bakara en Mogadiscio antes de que fuera llamado “el centro económico de Shabaab, y así como Kismayo a partir de entonces que se llamó “el centro económico de Shabaab”, etc…

Barawe 2

La realidad es que no sirvió como un centro económico, el puerto no ha funcionado durante los dos últimos años, así que ¿Qué es lo que se estaba importando / exportando? ¿Carbón de leña? La exportación de carbón vegetal fue prohibida terminantemente por la propia Harakah (que el gobierno de Somalia, junto con los kenianos seguir haciendo en secreto en Kismayo), así que honestamente no entendía lo que estaba siendo importado / exportado a Barawe cuando el puerto ni siquiera funciona.

Entonces ustedes observarán la otra mentira mediática “que es rica en agricultura”. Cualquier persona que haya vivido en Barawe sabe que apenas crece nada allí y la mayoría de las frutas y verduras se traen desde las ciudades cercanas, como Bulomarer y Qoryoley. En cuanto a otras mentiras y propaganda, como lo de que facilitan la llegada de “combatientes extranjeros” en los barcos, ni siquiera voy a entretenerme en la idea de hacer frente a semejante falacia.

Alhamdulillah, perdiendo una ciudad o un pueblo no debilitará la resolución o cambiará nada en esta guerra, ya que desde que nos retiramos de Mogadiscio hemos estado luchando en una guerra de guerrillas como nuestros líderes en Jorasán (Afganistán) nos aconsejaron. Nos retiramos de Mogadiscio, Kismayo, Baidoa, Beledweyne, Buloburde pero ¿esto ha detenido la jihad? ¿Se han derrotado a los muyahidines? Incluso si fuéramos a perder todas las ciudades, pueblos y aldeas bajo nuestro control vamos a seguir para infundir el miedo en el corazón de los no creyentes desde los bosques y selvas de Somalia, como los leones que se abalanzan sobre sus presas.

Hubo un tiempo en que ni una sola ciudad o provincia estaba bajo el control de los muyahidines, entonces Allah nos bendijo con alrededor de 10 a 11 provincias (alrededor de la mitad de Somalia) bajo el control de la sharia, y ahora Allah, a quien el dominio pertenece, nos ha puesto a prueba con la pérdida de algunas y podía con más, pero este es el camino de Allah como alterna los días entre los hombres, pero al final pertenece a los creyentes.

La pérdida de Barawe es una triste realidad, pero la pérdida de todo se vuelve minúscula en comparación con la pérdida de al-Aqsa por los Judios. Comenzaremos nuestra jihad aquí con nuestras miradas fijas en al-Aqsa, y nuestro punto de encuentro para llegar allí, nuestra lucha continúa con o sin Barawe.

Esto es lo que conseguí escribir muy apresuradamente con respecto a la actual propaganda sobre Barawe, todo lo bueno es de Allah, cualquier error es mío y de shaytan (demonio) y Allah sabe mejor.